¿Cómo planificar una sucesión?

¿Cómo planificar nua sucesión?

 

¿Cómo planificar una sucesión? A la mayoría de nosotros nos preocupa el destino de nuestro patrimonio el día en que faltamos. La planificación hereditaria es la solución a la distribución de los bienes inmuebles, de la empresa familiar, el depósito de dinero, etc a los herederos, así como reducir los futuros conflictos familiares y pagar menos impuestos.

¿Qué importancia tiene la planificación sucesoria?

Es muy importante saber como planificar una sucesión puesto que el proceso de distribución del patrimonio personal y empresarial en vida a favor de las siguientes generaciones es complejo y difícil de afrontar. Por eso es una cuestión de gran importancia la planificación de la sucesión: garantizar la sucesión empresarial, garantizar la atribución de los bienes inmuebles a las personas designadas por voluntad del causante, beneficios fiscales, etc.

¿Qué opciones legales existen para gestionar la herencia? ¿Cómo planificar una sucesión?

En Cataluña se aplican las siguientes figuras jurídicas:

El testamento es la forma más habitual de formalizar la voluntad del testador, dispone el destino de sus bienes a favor de los herederos o de los legatarios para después de su muerte. Los comunes pueden ser hológrafos, abiertos o cerrados.

El pacto sucesorio es un contrato, formalizado ante notario, entre dos o más personas que mantengan un lazo familiar (cónyuge, ascendientes, descendentes…) para acordar y ordenar la disposición de sus bienes a favor del otro persona, sea, heredero o legatario y con efectos vinculantes por todos ellos. Supone una entrega de la herencia en vida.

La donación en vida es el acto en que una persona dispone a título gratuito de sus bienes a favor de otro que los adquiere en vida del donante.

¿Qué diferencia hay entre el testamento y el pacto sucesorio?

El testamento puede ser modificado unilateralmente por el testador, por lo tanto, una vez producida la defunción, en el momento de abrir el testamento pueden haber posibles sorpresas. El pacto sucesorio, a diferencia del testamento, es irrevocable, es decir, al ser un acuerdo entre dos o más personas es necesario la unanimidad de ambas para modificar cualquier aspecto del pacto. Esto quiere decir que la modificación del pacto no será posible a partir del momento en que muera uno de los otorgantes.

Ventajas fiscales: ¿Donación o Pacto Sucesorio?

La transmisión de los bienes inmuebles por donación está sujeto a tres impuestos: el impuesto de donación, la plusvalía y el I.R.P.F.

El pacto sucesorio es una operación grabada por el Impuesto de Sucesiones y no de donaciones; además, tampoco tiene que declara la ganancia patrimonial al I.R.P.F en el momento de la formalización del pacto… De este modo, un padre puede transmitir la propiedad de sus bienes inmuebles mediante pactos sucesorios a sus hijos sin tributar por una ganancia patrimonial en su IRPF.

Cuando el titular de una empresa familiar quiere planificar su relevo generacional, ¿puede transmitir la empresa formalizando un pacto sucesorio?

El pacto sucesorio de atribución particular es muy utilizado en la transmisión de la empresa familiar, puesto que, garantiza, al otorgante, que la empresa o el patrimonio familiar se mantenga dentro de la familia así como la estabilidad de la empresa. Un supuesto habitual, el hijo que ha firmado con el titular de la empresa un pacto sucesorio donde se le deja el 51,00% de las participaciones o acciones se garantiza la titularidad de estas participaciones y está más motivado para trabajar por el futuro de la sociedad familiar.

El titular de la empresa y la persona que en un futuro recibirá la propiedad de la misma pueden regular, en pactos sucesorios, disposiciones como por ejemplo la distribución de las acciones o participaciones de la empresa entre los diferentes miembros de la familia en función a su dedicación a esta; o bien, la prohibición de disponer a favor e terceros ajenos a la familia, previsiones para regular el régimen de mayorías por la adopción de acuerdos, etc.

Recordamos que el pacto sucesorio se puede inscribir como nota marginal en el Registro de la Propiedad o en el Registro Mercantil, dependiendo del contenido del pacto, con la garantía que este hecho supone a los mismos otorgantes y terceros.

Otra ventaja, se puede transmitir la propiedad de los bienes en el momento de la defunción o bien en el momento en que se firma el pacto.

En conclusión, el pacto sucesorio de atribución particular es la manera más segura de garantizar la transmisión de la plena propiedad de un bien al futuro heredero y sin declarar la ganancia patrimonial al IRPF en el momento de formalizar el pacto. Además, se garantiza la continuidad de la empresa familiar dentro de la familia cuando acontezca la muerte del titular.

Si no sabes como planificar una sucesión y la quieres planear pero no sabes por donde empezar, el equipo jurídico de Prat i Mora Economistes te ofrecemos un servicio integral de asesoramiento jurídico y fiscal a fin distribuir el patrimonio familiar de la manera más segura y ventajosa.