El Registro Retributivo Obligatorio

Registro Retributivo Obligatorio

Desde el pasado 14 de abril, entró en vigor el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad entre mujeres y hombres, a fin de hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y no discriminación entre mujeres y hombres en materia retributiva.

¿Qué es el registro retributivo?

En este Real Decreto, se establece que todas las empresas, independientemente del número de trabajadores contratados, deben disponer de un registro retributivo de su plantilla. En este registro retributivo debe constar toda la información referente a los salarios, es decir, deberá constar:

  • Salario base anual
  • Complementos salariales anuales
  • Percepciones extrasalariales
  • Percepciones anuales por horas extraordinarias y por horas complementarias.

Para poder hacer una buena diferenciación entre mujeres y hombres todos estos datos deberán estar desglosados por:

  • Sexo
  • Categoría profesional
  • Grupo profesional
  • Puesto de trabajo

Lo que se pretende con este registro es garantizar la transparencia de las retribuciones. Si la media de las retribuciones es de un 25% o más en comparación con un sexo al otro, se deberán justificar de manera objetiva los motivos y en caso que no se pueda hacer, corregir la diferencia.

Tienen derecho a solicitar este registro tanto Inspección de Trabajo, como representantes de los trabajadores como los mismos trabajadores, estos últimos teniendo un acceso limitado, donde aparecerán diferencias porcentuales de las retribuciones entre hombres y mujeres.

Registro Retributivo y planes de igualdad ¿Cuál es la diferencia?

A diferencia del plan de igualdad, el registro retributivo es de obligado cumplimiento para todas las empresas con trabajadores. El plan de igualdad, en cambio, es de obligado cumplimiento para todas aquellas empresas de 50 trabajadores. En este plan de igualdad debe constar un conjunto de medidas para alcanzar la igualdad de trato entre hombres y mujeres en la empresa, evitando y eliminando cualquier tipo de discriminación por razón de sexo. Para conseguirlo, fijan unos objetivos concretos, adoptan una serie de estrategias y prácticas y establecen sistemas eficaces de seguimiento, además de una evaluación de los objetivos fijados.

Multas por no cumplir con el registro retributivo obligatorio

El incumplimiento de no disponer de registro retributivo supondrá cometer infracciones graves o muy graves, en materia de igualdad. Según criterios fijados en el art. 39 de la LISOS, las infracciones graves pueden ir de los 626 a los 6.250 euros y las infracciones muy graves de los 6.251 a los 187.515 euros.

En el artículo 13.07 de la LISOS califica como infracción grave: No cumplir las obligaciones que en materia de planes y medidas de igualdad establecido en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, el Estatuto de los Trabajadores o el convenio colectivo de aplicación.

Además, en el artículo 8.12 de la LISOS califica como infracción muy grave: Las decisiones unilaterales de la empresa que impliquen discriminaciones directas o indirectas desfavorables por razón de edad o discapacidad o favorables o adversas en materia de retribuciones, jornadas, formación, promoción y demás condiciones de trabajo, por circunstancias de sexo, origen, incluido el racial o étnico, estado civil, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, adhesión o no a sindicatos ya sus acuerdos, vínculos de parentesco con otros trabajadores en la empresa o lengua dentro del Estado español, así como las decisiones del empresario que supongan un trato desfavorable de los trabajadores como reacción ante una reclamación efectuada en la empresa o ante una acción administrativa o judicial destinada a exigir el cumplimiento del principio de igualdad de trato y no discriminación.

Para más información, puedes contactar con nuestra asesoría laboral en Granollers.